La contaminación ambiental en India reduce la esperanza de vida en unos tres años para casi 700 millones de personas, dice The Economist.
“Los monumentos nacionales desaparecen en el smog. Los peatones y los policías de tránsito utilizan máscaras en sus bocas en un vano intento de mantener alejados a los vapores fétidos. Los niños se ahogan en sus aulas”, ilustra el periodista.
Nueva Delhi es la ciudad más contaminada del mundo.
El desafío indio es crecer en 30 años lo mismo que logró China en los últimos 30. Pero bajando la contaminación.
De los indios se dice a veces que no se preocupan por el medio ambiente, pero no es así: tienen una antigua tradición de respeto al ambiente y la naturaleza. Ashoka, cuya influencia hizo posible la unificación de la mayor parte del subcontinente indio en el siglo III antes de Cristo, fue el primer gobernante en emitir edictos para proteger su entorno natural: “Los bosques no deben ser quemados con el fin de matar a los seres vivos o sin ninguna buena razón”, dictaminó hace más de 1700 años.

Fuente: http://econ.st/1zSDyuc

Publicado por: Jorge Sethson

Anuncios