El agua es un elemento abundante en la naturaleza, dos de las terceras partes del planeta están cubiertas por el agua, sin embargo la mayor parte es salada. El agua dulce es escasa y su cantidad permanece (al igual que el agua salada) inalterable (no aumente ni disminuye).

El agua salada significa el 97,5% del agua total del planeta. El agua dulce, de notable escasez, significa el 2,5% del total, la cual no toda es utilizable. El agua disponible es solamente el 0,3% del agua dulce; y si nos referimos al total del agua de la Tierra, el agua dulce disponible significa apenas el 0,007%, del total del agua del planeta.

El porcentaje de agua disponible (0,007%) es el recurso indispensable para la vida, el cual no cambia de volumen, mientras que la población humana crece en forma exponencial. Este crecimiento explosivo se registró en 1950. “Indicándose que en los últimos 25 años la población ha crecido tanto como lo había hecho en toda la historia”. Actualmente es de aproximadamente de 7.000 millones de personas.

La crisis del agua se define cuando no hay suficiente agua potable para una población determinada. Las entidades internacionales para el desarrollo informan que aproximadamente 1.200 millones de personas, es decir, el 18% de la población mundial, no tienen acceso a fuentes seguras de agua potable, y más de 2.400 millones de personas carecen de saneamiento adecuado. En los países en desarrollo, más de 2.200 millones de personas, la mayoría de ellos niños, mueren cada año a causa de enfermedades asociadas con la falta o acceso al agua potable.

El crecimiento explosivo de la población, además de generar la crisis hídrica, también origina crisis alimentaria. El agua está ligada directamente al mantenimiento de la producción agrícola. Aproximadamente el 70 por ciento de los recursos hídricos disponibles mundialmente se utiliza en la agricultura. Sin embargo, la mayoría de los sistemas de irrigación es ineficiente: pierden alrededor del 60 por ciento del agua por evaporación o reflujo a los ríos y mantos acuíferos.

Los problemas a los cuales nos hemos referido que afronta el planeta tienen soluciones en los campos técnico y administrativo, que son actividades que actúan como sistemas dependientes. Un ejemplo impresionante de solución ingenieril en servicio a su pueblo fue el aportado por Libia antes de ser invadida.

Libia está situada en el desierto del Sahara. El sistema de aprovisionamiento de agua dulce capta el acuífero conocido como sistema acuífero de piedra arenisca de Nubia, cuyo origen se remonta a la última era del hielo.

El sistema de aprovechamiento de esta agua dulce forma un gran río artificial, mediante una red de tuberías y más de 1.300 pozos, la mayoría de ellos de más de 500 metros de profundidad, y provee 6’500.000 m³ (6,5 hm³) de agua dulce por día a las ciudades de Trípoli, Bengasi, Sirte y otras. El costo total de proyecto está estimado en más de 25 mil millones de dólares. Esta obra se considera como una de las más grandes contribuciones para beneficio de la humanidad.

Autor: Víctor Mendoza en: http://www.telegrafo.com.ec/opinion/columnistas/item/el-agua-dulce.html

Publicado por Hugo A. Gómez P.

Anuncios