“Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”
Santiago Ramón y Cajal
Numerosos estudios científicos prueban que esto es cierto en el sentido literal. Hasta ahora sabíamos de los efectos beneficiosos de la meditación sobre la psique humana. Pero ahora ha quedado probado que, además, la meditación tiene efectos físicos, biológicos. Esto es una gran noticia, porque significa que igual que vamos al gimnasio para entrenar nuestro cuerpo, con la meditación podemos entrenar nuestra mente para ser más felices y estar más sanos.
Richard Davidson de la Universidad de Wisconsin (EEUU) ha realizado un estudio en colaboración con el Dalai Lama y sus monjes. Según declara el investigador: “Nuestros resultados indican que la meditación tiene efectos biológicos. Produce cambios en el cerebro asociados a emociones más positivas y mejoras en el sistema inmunológico”.
La práctica de la meditación, reduce el estrés, la angustia, la cólera y el riesgo de recaídas en personas que han sufrido episodios depresivos. El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido lo ofrece a los pacientes que presentan síntomas de depresión ya que se ha comprobado que estos pacientes se recuperan antes y necesitan tratamientos farmacológicos menos agresivos y mas cortos de duración en el tiempo, produciendo el consiguiente ahorro.
Se ha demostrado que la meditación es efectiva en el tratamiento de la ansiedad, disminuye la presión de la sangre en enfermos con hipertensión, disminuye el síntoma de estrés en pacientes de cáncer, mejora los desórdenes coronarios, alivia los síntomas de depresión en enfermos de fibromialgia, aumenta el grosor de la corteza cerebral o reduce el dolor.

Ciencia y Meditación

Últimamente la ciencia y los medios de comunicación se están interesando enormemente por la meditación.
Este es un pequeño clip editado a partir de dos progamas de Redes en los que se habla de la meditación desde un punto de vista científico.

Fuente: http://www.meditacionsinfronteras.com/meditacioacuten-y-ciencia.html

Publicado por: Nicolás Carvallo

Anuncios