Beber agua de lluvia tal y como nos cae del cielo, sin tratar, es seguro para la salud. Esto ha concluido un equipo de investigadores de la unidad de enfermedades infecciosas del departamento de epidemiología de la Universidad Monash, de Melbourne, el cual ha estudiado 300 hogares cuya principal fuente de agua para beber es el agua de lluvia que recogen en tanques.
A todos estos hogares se les entregó un dispositivo y se les dijo que contenía un filtro que removería cualquier microorganismo causante potencial de gastroenteritis. En realidad, la mitad de los dispositivos no tenían ningún filtro. Las familias mantuvieron un registro de su salud a lo largo de un año.
Después de ese período, los investigadores analizaron los registros y encontraron que la tasa de casos de gastroenteritis entre los dos grupos –con y sin filtro- era muy similar. También era similar a la del resto de la comunidad, que bebía agua de grifo. En conclusión, quienes bebieron agua de lluvia no tratada no mostraron un incremento cuantificable de enfermedad en comparación con quienes consumieron el agua de lluvia filtrada.
Considerando estos resultados, y en una coyuntura de sequía pertinaz que sufre Australia, los investigadores quieren animar a la población a que considere el agua de lluvia como un recurso.
Eso sí, hicieron la aclaratoria de que las familias que participaron en el estudio son consumidoras habituales de agua de lluvia, así que sus sistemas inmunológicos pueden haber desarrollado defensas contra posibles infecciones.

Fuente: http://www.ecologiablog.com/post/2571/beber-agua-de-lluvia-es-seguro-para-la-salud
Publicado por: Verónica Amador

Anuncios