El presidente de Uruguay, José Mujica, es noticia a partir del interés formulado por un jeque árabe para adquirirle su viejo VW Fusca por algo más de un millón de dólares. Mientras en Uruguay se debate la novedad, se especula con la venta y se adhiere al destino final del dinero -la construcción de viviendas para los más necesitados-, Mujica se mantiene aislado de tanto debate económico y explicó a periodistas italianos lo que él entiende como “la fórmula de la felicidad”.

“Nos quisieron educar en un mundo cristiano que decía que este es un valle de lágrimas, y después vamos a tener un paraíso. Este no puede ser un valle de lágrimas, el paraíso es este“, comenzó diciendo Pepe Mujica ante el disparador, que fue la pregunta: “¿Cuál es el secreto para ser feliz?”. El mandatario uruguayo fue entrevistado por periodistas de Italia, en Montevideo, en el marco del rodaje de un documental sobre la felicidad. Añadió: “Nos decían que después vamos a tener un paraíso. ¡No jodas! Este no puede ser un valle de lágrimas, el paraíso es este y cada cual lo tiene que construir socialmente. La felicidad se tiene con poco… La gente ambiciona demasiado cacharro, demasiada cuota para pagar y después no tiene tiempo para vivir”.

Las respuestas de Mujica tienen sentido en una figura que desde siempre ha abogado por una manera sobria de vivir la vida, y que ha mantenido su criterio siendo presidente de Uruguay. “Abogo por una manera personal de vivir con sobriedad. Porque para vivir hay que tener libertad, y para tener libertad hay que tener tiempo. Si me preocupo mucho de los cacharros, de la casa grande, del servicio, de patatín y patatán, no tengo tiempo, me tengo que ocupar de eso. Y si tengo mucha plata me tendré que preocupar de que no me roben. Y si despilfarro y gasto mucho es porque estoy viviendo a costilla del trabajo de otro. Prefiero tener el mayor margen de tiempo disponible para hacer lo que a mí me gusta“, ya había expresado Mujica en 2013 a una entrevista realizada por TVE en su granja de la periferia urbana de Montevideo.

Índice Legatum de Prosperidad

Los dichos de Mujica, respondiendo al documental italiano, coinciden con la publicación del ‘ranking’ de prosperidad edición 2014 -índice Legatum- que señala a Uruguay como el país con mejores indicadores de calidad de vida en América Latina, un territorio que se ubica en el puesto número 30 en el mundo, entre 142 estados evaluados. El Indice Legatum de Prosperidad está basado en varios factores, que incluyen la riqueza, el crecimiento económico, la educación, la salud, el bienestar personal y la calidad de vida.

Mujica filosofó en su respuesta ante el requerimiento del periodista. “Hay que darle valor a los amigos, a la mujer querida, los hijos y todo lo demás es casi ‘pamento’, hay que darle valor a esas cosas. Y hay que trabajar para esas cosas, pero no al revés. Hay que reservarse una cuota para vivir porque la única cosa que no puedes comprar es la cuota de tu vida, el primer valor es la vida. Hay que enseñarle a la gente que viva la vida renunciando al disparate material, no viviendo a costillas de otro y siendo derecho, y teniendo comunidad, gente que lo quiera. Son las claves más viejas -antropológicamente- que puede tener el hombre, pero le damos mucha vuelta y complicamos todo. Filósofos, sociólogos, teorías, no jodas“.

En un lenguaje coloquial y sereno, el mandatario uruguayo, que se encuentra en la recta final de su período de gobierno, dedicó algunos consejos para jóvenes y adultos mayores. “Si sos muy joven ninguna aventura vale como el amor. Cuando sos viejo el amor es una dulce costumbre, si no lo supiste cultivar de joven habrás perdido la costumbre de viejo. No quieras tener amor de joven cuando sos viejo, y no vayas a cometer el error de tener amor de viejo cuando sos joven. Vive al compás de tu tiempo pero en todas las edades hay un trozo de felicidad posible arriba de la tierra”, concluyó

Fuente: http://www.elmundo.es/america/2014/11/13/5464361e22601d355e8b456b.html

Anuncios