Son cuantiosos los famosos que han impulsado desde hace décadas en Occidente la práctica de la meditación (consulta aquí una lista de 9 inspiradoras personas asiduas a la meditación). Fuera de las ambiciones creativas o místicas que puedan tener ellos, esta práctica constituye un mecanismo de equilibrio entre los aspectos emocionales, mentales y físicos. Cuando alguien logra meditar, sin duda obtiene una sensación placentera de sí mismo y amplía su horizonte de posibilidades.

Uno de los promotores más activos de esta técnica es David Lynch, quien cuando estaba en banca rota en 1977 filmando los inicios de Ereaserhead, encontró en la meditación el impulso necesario para continuar dedicándose al cine –grabando una escena de esta película a la vez, durante 4 años. Entre los principales beneficios que Lynch atribuye a la meditación está la erradicación o disminución de la negatividad, un “desnublamiento” de la mente para encontrar posibilidades que antes no “veíamos”.

Otros conocidos impulsores de esta técnica en Occidente han sido figuras como Mick Jagger de The Rolling Stones o George Harrison y Paul McCartney de The Beatles –este último llegó a afirmar que en los 60, cuando la juventud terminaba una década de psicodelia sin mucha dirección, para él la meditación llegó a ser una vía de sentido. Por su parte Lynch escribió el libro Catching the big Fish en pro de esta práctica, y también fundó la David Lynch Foundation for Consciousness-Based Education and Peace.

Catching the Big Fish parte de la metáfora entre las ideas y la pesca. Si uno quiere atrapar los peces pequeños se queda en la orilla del agua, sin embargo si lo que desea es el pez grande, la balsa debe dirigirse a aguas profundas. Cuando meditamos entramos en un estado de conciencia y de percepción más penetrante de nuestras propias ideas y de nosotros mismos. De acuerdo con el creador de Twin Peaks, esta experiencia expande las capacidades artísticas.

Para Lynch los pensamientos creativos van emergiendo cuando se medita –tal vez replicando el acto de florecer que observamos en la naturaleza. Considera también que esta práctica es una buena herramienta para los niños, por lo que debería ser incluida en los planes de estudio. La David Lynch Foundation for Consciousness-Based Education and Peace fondea este tipo de entrenamiento abocado específicamente a la meditación trascendental en las escuelas. La dualidad entre las estrambóticas y por momentos psicóticas narrativas que imprime en sus películas contrasta con la tranquilidad y paz ligada a la meditación –lo cual seguramente le divierte y además nos recuerda que, a fin de cuentas, el principal beneficio de la práctica de ésta es la claridad.

Quizá el principal aporte de la meditación es que percibimos lo bueno y lo malo del mundo pero la diferencia es que logramos llegar a estar tranquilos con esa realidad, una especie de aceptación de la creación tal y como es, exenta de calificaciones de por medio y que eventualmente nos remite al estado más radiante al que puede acceder un ser humano, la unidad.

http://pijamasurf.com/2016/02/como-explotar-tu-creatividad-con-la-meditacion-david-lynch-te-lo-explica/

Anuncios