¿Qué significa estar solo, y ser feliz? ¿Cuántos de nosotros realmente podemos decir que hemos perfeccionado el arte? Así que mucha gente está constantemente en busca de la satisfacción y la felicidad a través de fuerzas externas, ya sea tratando de encontrarla con una pareja amorosa, o tratando de validarle con una carrera. Pero todos nosotros sabemos que la felicidad verdadera sólo viene desde adentro.

He observado a tantas personas en mi vida, pasando de una relación a otra, siempre llenando el vacío de la última, con la siguiente. Pero ellos nunca toman el tiempo para parar y darse cuenta de que ellos mismos son el único que verdaderamente puede llenar ese vacío. Ellos nunca se permiten la libertad y la oportunidad de explorar lo que realmente significa la auto-realización y la felicidad. Recuerdo que hace años le dije esto a un x-novio. Era obvio para mí que él no estaba contento consigo mismo, con lo que había logrado en su propia vida, y el estaba buscando esa felicidad conmigo. Yo sabía que esto nunca podría funcionar. Y al final tenía razón. Uno no puede depender de otra persona para su felicidad.

He estado sola por la mayor parte de mi vida adulta y he vivido sola durante los últimos ocho años. Aunque en muchos momentos no he sido feliz por este hecho (créanme, he sido francamente amarga a veces!), y ciertamente no era lo que yo hubiera elegido para mí, sé que he tenido suerte de tener esta experiencia. Estar sola durante tanto tiempo me ha obligado, aunque de mala gana, y a veces pataleando y gritando, para aprender a ser feliz conmigo misma. Durante años no he tenido a alguien para venir a casa, nadie con quien cenar y hablar de mi día. No he tenido a nadie con quien tomar vacaciones, nadie con quien poder llorar, ni nadie para apoyarme cuando estoy triste o para cuidar de mí cuando estoy enferma. Y créanme, durante mucho tiempo esto fue angustioso y desgarrador. Pero el lado positivo es que he tenido que aprender ser este apoyo a mí misma, ser mi mejor amiga, y hacerme reír. Y después de muchas solitarias noches de lágrimas, estoy feliz de decir que he venido por el otro lado y he encontrado la felicidad dentro de mí. Ahora tengo momentos en los que estoy completamente sola y estoy riendo en voz alta, y tengo que sonreír. Estoy en paz.

Así que muchas personas tienen miedo de su propia compañía. La idea de estar en casa, solo, sin nadie con quien hablar, es debilitante para ellos. Ellos hacen todo lo posible para evitar precisamente eso; que crean una vida social demasiado activa para que estén siempre con amigos, o se hacen adictos al trabajo para que puedan ellos mismos se ahogan en sus puestos de trabajo, o muchos lamentablemente incluso se convierten en alcohólicos, pero todos con el mismo objetivo: para evitar el dolor y la oscuridad que se siente al estar solo. Mucho de esto es inconsciente, pero tristemente es contraproducente. Mientras que uno puede sentirse reconfortado por la presencia de otros amigos a su alrededor o tristemente por el alcohol, no se trata de la verdadera soledad interior, y este consuelo será fugaz.

Así que si usted se encuentra solo y triste por ello, no se preocupe. No hay que tener miedo de él, en lugar deba abrazarlo. Afronte a la oscuridad que se siente cuando se está totalmente solo y sea uno con ella. Camine directamente hacia ella, sin miedo. Porque por ser uno con ella, últimamente la va a conquistar y empezará a ver que usted puede llenar su corazón con la luz.

El Arte de Estar Solo

Anuncios