(CNNMoney) – Michael Bloomberg, exalcalde de la ciudad de Nueva York y multimillonario, tiene algunos consejos para los estudiantes de último año de la escuela secundaria: olvídense de la universidad y conviértanse en plomeros.

“Hoy en día, si tu hijo quiere ir a la universidad o llegar a ser plomero, tienes que pensarlo muy bien”, dijo Bloomberg el lunes, en la reunión anual del grupo comercial de Wall Street, SIFMA.

“Si no va a ir a una gran escuela y no es súper inteligente académicamente, pero es inteligente en términos de tratar con la gente y ese tipo de cosas, ser un plomero es un trabajo grandioso porque tienes la capacidad para fijar precios, así que ya cuentas con una gran habilidad”, dijo.

El fundador de la empresa de datos y servicios de noticias financieras Bloomberg LP, llegó al extremo decir que los estudiantes que están considerando ir a Harvard deberían pensarlo bien.

Podrías pagar de 50.000 a 60.000 dólares al año en Harvard o podría podrías ganar eso como un aprendiz de plomero, explicó.

¿Vale la pena la universidad?   Bloomberg, quien asistió a la Universidad Johns Hopkins y Harvard Business School, sabe lo que se necesita para crear un negocio y ve una gran cantidad de oportunidades para los estadounidenses de clase media que se incorporan al mercado de servicios.

Como referencia en este caso, mencionó al padre de uno de sus empleados, quien es plomero.

“Él tiene seis plomeros que trabajan para él, es un golfista amateur, anda por allí jugando en campos de golf en los que yo solo podría soñar”, bromeó Bloomberg, haciendo reír a la audiencia. “Él ha creado un negocio; ha tenido la oportunidad de hacer eso. Él nunca fue a la universidad”.

El ex alcalde afirmó que este tipo de carreras son más importantes ahora que nunca, a medida que la tecnología ha hecho que las profesiones de clase media no sean remuneradas como solían ser antes. Él cree que esa es la razón por la que las últimas estadísticas laborales muestran que los salarios permanecen estancados, aun cuando el empleo ha aumentado.

“En los bufetes de los abogados, ahora solo oprimes un botón y obtienes la investigación. Anteriormente, los empleados jurídicos solían buscar la información en los libros”, dijo Bloomberg.

¿Todavía sigue vivo el sueño americano? Sus comentarios fueron respaldados en el evento de SIFMA por David Rubenstein, cofundador y director ejecutivo del gigante de capital privado The Carlyle Group. Él señaló que ninguno de sus padres se graduó de la escuela secundaria y que su padre trabajaba en la oficina de correos, ganando 7.000 dólares al año. Aún así, él creía firmemente en el sueño americano.

Relacionado: La desigualdad de ingresos es cuestión de sigilo en las elecciones intermedias.

“Hoy en día, muchas personas de nuestra sociedad ya no creen que si trabajas duro, vas a la escuela y obtienes una beca, entonces alcanzas la cima”, dijo Rubeinstein. “Tienen la idea de que la movilidad social ya no existe, que es un gran problema y el resultado de la gran recesión”.

Anuncios