Cada año, el índice global de envejecimiento evalúa ingresos económicos, salud, educación, empleo y entornos favorables Kléver Paredes B. Cuando el especialista en demografía Georges Leeson, vicepresidente del Instituto del Envejecimiento de Oxford, Inglaterra, enfatizó que “el siglo XXI es de los centenarios, la juventud quedó en el XX”, lanzó un llamado urgente para que el mundo deje de ignorar esta nueva realidad. Las declaraciones de Leeson, hace pocos días, durante una conferencia en Argentina, cobran vigencia en la antesala de la celebración del Día Nacional de los Adultos Mayores en Ecuador (29 de septiembre) y del día internacional (1 de octubre). No cabe duda de que el mundo está envejeciendo y de manera muy acelerada. Solo en los próximos 10 años, el número de personas mayores de 60 años superará los mil millones. La ‘revolución demográfica’ que se avecina obliga a todos los gobiernos, instituciones públicas, privadas y sociedad civil a comprometerse en un esfuerzo mundial para realinear la sociedad y las nuevas realidades del siglo XXI. De no hacerlo, se advierten graves consecuencias sociales y económicas. En Ecuador, los datos del envejecimiento poblacional también demuestran la velocidad de este proceso. Para 2025, las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) indican que la población mayor 60 años pasará de 1’300.000 en la actualidad, a cerca de 3’000.000 millones. El próximo 1 de octubre, el Fondo de Población de Naciones Unidas para el Desarrollo (Unfpa) y la fundación HelpAge International presentarán el Índice Global de Envejecimiento 2014, un instrumento que retrata la situación de las personas adultas mayores en 94 países. Esta investigación cubre casi el 90% de la población adulta mayor mundial. Cada año, el Índice Global de Envejecimiento analiza ingresos económicos, salud, educación, empleo y entornos favorables para los adultos mayores. En 2013, a nivel mundial, el mejor país para envejecer fue Suecia, seguido de Noruega, Alemania, Holanda, Canadá, Suiza, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Islandia y Japón. En Latinoamérica, los países referentes fueron Chile, Uruguay y Argentina, respectivamente. Ecuador se ubicó en el puesto 32 a nivel mundial y en el séptimo en relación a América Latina y el Caribe. Por debajo del país quedaron Perú (43), Bolivia (46), Colombia (54), Nicaragua (55), México (56) y El Salvador (59). Las puntuaciones más altas para Ecuador se relacionaron con salud y bienestar; se mencionó que las personas mayores de 60 años pueden vivir 23 años más. Sobre esta esperanza de vida se manifestó también que el promedio de vida sana constituye 18,3 años. Un tema primordial del Índice de Envejecimiento Global es medir qué tan bien tratan los Estados a sus adultos mayores y qué acciones se llevan adelante para cumplir derechos, inclusión, participación. De Ecuador se hizo referencia únicamente la introducción de una política nacional sobre envejecimiento y otra de legislación nacional para adultos mayores a partir de 2002. Esto determina que en estos campos deben existir progresos que permitan mirar el envejecimiento de la población de forma positiva, además de emprender acciones concretas sobre cómo va a cambiar la dinámica de toda la sociedad. Otra área que Ecuador debe mejorar por la baja calificación se refiere a que solo el 52,4% de los mayores de 65 años reciben una pensión y alrededor de una cuarta parte de las personas de 60 años o más tienen un ingreso de menos de la mitad de la renta media del país. Para 2050, el Fondo de Población de Naciones Unidas para el Desarrollo (Unfpa) y la fundación HelpAge International proyectan que el 23,7% de la población de Ecuador tendrá más de 60 años. El Índice Global del Envejecimiento 2014, próximo a presentarse, tomó en cuenta una población en Ecuador de 15,5 millones, de la cual 1,4 es mayor de 60 años. Los adultos mayores de ahora no son los mismos del siglo pasado. Los nuevos espacios de socialización, de estudio, de recreación y posibilidades de viajar redefinen nuevos perfiles sobre el envejecimiento; y la vejez, vista de manera positiva, activa, saludable y con derechos. DATOS Luego de Suecia, en 2013, los mejores países para envejecer son Noruega y Japón. Mauricio es el país africano con mejores condiciones para las personas mayores. Chile lidera el grupo de países de América Latina que, además, incluye Uruguay, Argentina, Costa Rica, Panamá y Brasil en las primeras posiciones de la región. Honduras ocupa el último lugar entre los 18 países de la región que integraron la muestra. El último país de ranking es Afganistán; le anteceden Pakistán, Tanzania y Jordania. En 1950 había 205 millones de personas de 60 o más años de edad en el mundo. Para 2012 el número de personas de edad aumentó a casi 810 millones. Se prevé más del doble para 2050, llegando a 2 mil millones.

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/palabra-mayor/17/en-94-paises-del-mundo-se-analiza-el-buen-vivir-para-los-adultos-mayores
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec

Anuncios