¿El dinero puede comprar la felicidad? La respuesta ideal y moral basada en principios podría ser “no”. Sin embargo, un estudio sugiere que la satisfacción, uno de los dos componentes principales de la felicidad, además del bienestar emocional, aumenta a medida que se incrementa el ingreso.

Pero el dinero da la felicidad hasta un cierto punto, según el estudio… sólo hasta $75.000. Más allá de eso, el dinero no hace mucha diferencia en la felicidad general de una persona.

De acuerdo a Richie Bernardo en WalletHub, estos hallazgos son reforzados por una encuesta de Gallup-Healthways, que mide el bienestar de todo el mundo.

Según los encuestadores, “había una brecha de 10 puntos porcentuales a nivel mundial entre los niveles de ingresos más altos y más bajos”.

Pero el ingreso no es el único determinante de la felicidad personal. Hay otros factores como la salud mental y física, la situación laboral, la experiencia de sentimientos positivos, el medio ambiente, las relaciones sociales y la perspectiva general de la vida.

WalletHub tomó todos estos elementos en consideración para identificar qué estados son el hogar de los estadounidenses más felices. Lo hizo mediante el análisis de los 50 estados y el Distrito de Columbia a través de 26 indicadores clave, que van desde la salud emocional a los niveles de ingresos y los índices de participación deportiva.

Utah, Minnesota y North Dakota son los estados más felices del país, mientras que en el fondo de la lista se encuentran Mississippi, Alabama y West Virginia.

Fuente: http://www.miamidiario.com/general/estados-unidos/florida/estados/felicidad/wallethub/329237

Anuncios