A Edith Holden, no le hacen falta muchas presentaciones…quienes aman la naturaleza y las ilustraciones, supongo que la conocen de sobra. en mi caso, hace poco que sé de su existencia… Descubrirla ha sido todo un honor…y he seguido con sumo interés sus pasos por la naturaleza, sus dibujos, sus pensamientos formando palabras en su diario…

Parece que Edith pasó un mes de Septiembre muy entretenido a principios del pasado siglo. Estuvo en Escocia, y la podemos ver paseando en su bici por diferentes caminos, o andando, atravesando diferentes colinas…también, cruzando a remo el Lago Vennachar…En fin…toda una exploradora del territorio escocés. Es fácil imaginarsela con su maletín de acuarelas y su diario a cuestas…
El diario de Edith, no es distinto a cualquier otro de otra persona. Salvo por sus dibujos. Nos hayamos ante una mujer que quiso dar a conocer a través de sus pinceles, las maravillas de la naturaleza que la rodeaban….
 ¿y por qué no? Las lecturas que la acompañaban en esos momentos…sus textos personales, junto con sus ilustraciones…aparecían entremezclados algún que otro poema…o fragmentos de prosa de alguno de sus libros preferidos.
´Sí tuviera que hablar de este mes de Septiembre actual…y escribiera sobre él…destacaría los atardeceres. Están siendo más rojizos que en otras épocas del año…También haría mención a la luna llena que hemos disfrutado hasta  hace poco, y sus colores. Hubo una mañana temprano, que me sentí hechizada por ella…y mientras acudía al trabajo, sentí por un momento, que no podría dejar de mirarla. Aunque la luna llena no mi estado lunar preferido, sin duda, en este año, es cuando más la he disfrutado. ¿Quién puede decir que la luna le acompañe durante los primeros momentos de la mañana?
Rescato momentos muy refrescantes en el libro…y recuerdo otros sobre jardinería…
Para quienes posean un jardín, o unas macetas,…recordar que  es el momento propicio para la poda de algunos árboles…o arbustos… pero también para el florecimiento de otras flores que no sueles ser conscientes de que existen hasta este momento del año…
A parte, están las que florecen también en primavera, como es el caso de los rosales. En casa estoy esperando al rosal Queen que tengo plantado. Ya es la tercera vez este año que da rosas…a pesar del pulgón. Es precioso ver crecer lo que te rodea…observar como cambian las plantas según la estación.
Y volviendo a Edith, fue una gran defensora de la naturaleza…al igual que yo, también nació un día de finales de Septiembre,…con el Otoño recién estrenado…En su diario, no hay nada anotado de aquél día. Tal vez estuvo pintando, o celebrándolo con su familia…(con su marido aún no se había casado cuando escribió el diario -1906)
Fue una mujer sumamente interesante…y su muerte también cabría decir que tuvo su parte de protagonismo…¡¡Hay tantas vidas que el Tamhesis nos debe!! Una más fue Edith. Aquí hay versiones diferentes de quienes nos cuentan cómo fue el trágico accidente…hay quienes afirman que cayó al río intentado coger su paraguas y otros nos dicen que se tropezó al tratar de coger flores de un castaño…
La verdad no llegaremos a saberla…o tal vez, ya no importe.
El mes de Septiembre siempre lleva importantes fechas en mi vida. Hay meses en el calendario que marcan momentos especiales… Leer a Edith y descubrir su historia, me ha aportado también grandes momentos. El libro es de una primera edición de 1979,…fue una de las joyas que secuestré de Urueña. 
Soy consciente de los tiempos que a veces nos abruman. En ésta época, ando un tanto ajetreada, quizá más de lo habitual,…así que trato de ir raptando momentos  para venir por aquí y disfrutar de vuestras entradas y comentarios. Espero que no sea muy larga la espera…para visitaros y dejar algún que otro pensamiento sobre lo que escribís. Feliz Otoño…
Las fotos son todas mías, menos la de Edith…que la tomé prestada.
Anuncios