Siempre se ha dicho, que uno puede sentirse solo, aunque este rodeado de personas, o que estando sólo en un sitio, seas incapaz de observar nada importante a tu alrededor y esa condición te haga sentir completamente solo. Ambas situaciones son falsas y detallaremos sus razones. Jamás uno está completamente solo. La soledad, y eso se ha demostrado científicamente, es un asunto cerebral. Depende de cada persona, sentirse sola o no, no depende del sitio donde está o con quienes está o como esté.
En muchas oportunidades, alguien pudiendo estar rodeado de personas, se ha sentido absolutamente solo. Como puede ser eso posible, pareciera una contradicción, que estando dentro de una multitud, sientas que estás solo, como se explica eso. El asunto es de fácil demostración, sólo date cuenta de cuales son tus pensamientos en ese instante y conseguirás la clave de tu soledad. Seguro que en esos momentos, tus pensamientos se encuentran muy distantes del sitio donde te encuentras físicamente, por consiguiente, no estás allí, sino en otro sitio, donde si estas sólo (con tus pensamientos).
Además, se puede estar realmente sólo?? Imposible. Si estas acompañado no estás solo y si estás sin ninguna persona a tu alrededor, tampoco estás sólo, existen muchas cosas que te acompañan, solo que no las tomas en cuenta, o no tienen ninguna importancia en ese momento para ti. Piensa un instante en lo siguiente: Estás en un sitio desértico, por ejemplo, nadie te acompaña, eres la única persona que se encuentra en ese sitio, pero tu eres un científico que estudia la vida, comportamiento y evolución de algunas criaturas del desierto, realmente estás solo, pero te sentirías solo??
La soledad, es como lo dije antes, un asunto cerebral. Tu estarás donde estén tus pensamientos y de acuerdo a ese sitio, que imaginativamente has ido, o al tipo de pensamientos que tengas, te harán sentir o no solo, aunque estés materialmente rodeado de personas y la razón ya es conocida, te has ausentado del lugar, no oyes, no ves y no sientes nada que se produzca en tu entorno, claro está, porque no estás allí.
O en este otro ejemplo: te encuentras sólo (hipotéticamente), en una casa de retiro o veraneo, lejos del mundanal ruido, no hay más casas cerca de ti, pero estás allí por que deseas escribir, leer o simplemente descansar. Aunque estés sin personas a tu alrededor, el simple hecho de estar realizando una actividad que te agrada, que concentra tu atención, la supuesta soledad, pierde su concepto, en ningún momento te sentirás así, o en el caso que te encuentres allí mismo o en cualquier otro sitio, donde estés sólo, si el motivo de tu estadía en ese lugar, te concentra tus pensamientos, bien sea porque tu trabajo lo amerita, o por el simple hecho, de que lo que haces te divierte, te agrada, no sentirás la soledad jamás.
Es por ese motivo que recalco, que la soledad es un asunto que va muy relacionado a tus pensamientos, a lo que te produce placer, te divierte o todo lo contrario, un gran problema, te aislará de cualquier lugar en que te encuentres, ya que nada retendrá tu atención, sino sólo aquel problema que te consume y por supuesto te aísla, no sólo te separa del lugar, sino que los sonidos o ruidos del sitio también desaparecen, -estás sólo-. Es lo mismo que sucede, cuando alguien se encuentra acompañado del ser que más quiere, ambos se aislaran de tal manera que aunque estén rodeados, ellos se sentirán solos en ese lugar, esa es la razón del comportamiento particular de los enamorados, no existe para ellos ninguna otra cosa, que no sea su amor compartido.
La soledad, es algo que depende de tus pensamientos o de las cosas que concentran tu atención. Pero en definitiva, jamás podrás estar solo. No existe un lugar en la tierra (y menos en el Universo), donde puedas estar completamente sólo. A no ser que consideres la soledad como una ausencia únicamente de personas, pero existen otras compañías, además de tus pensamientos, por ejemplo: la belleza de la naturaleza, es capaz de aislarte si la contemplas con detenimiento, si le pones atención al correr de un riachuelo, a los rizos de su corriente, de su andar caótico, o simplemente a su sonido, eso te aislará, llevándote a otros lugares extraordinarios guiados por tu mente.
Has estado en una playa y te has extasiado con el vaivén de las olas y su sonoridad?? O has observado el colorido intenso y casi sobrenatural de una flor, has sentido su aroma, adonde te ha llevado esa belleza con color y fragancia, te has transportado a otros mundos extraordinarios, estoy seguro que si. Cuando contemplas la cara de un niño, que te sonríe, que con sus gestos te dice mil cosas, le observas la limpieza de su mirada y la sinceridad de su sonrisa. Son cosas que de solo pensarlas, te aíslan, te separan del sitio donde estás y te trasladan a otros sitios y momentos vividos o por vivir, pero que te producen un placer ilimitado. Muchos pensamientos te trasladarán a sitios insospechados, agradables o no, dependiendo de su contenido, y de ese modo te producirán sentimientos y emociones que te harán sentir como tú lo quieras. Entonces, es posible estar solo?? Jamás, si no lo deseas, porque siempre tendrás a tu disposición tu fructífera imaginación, que te acompañará el tiempo que tu lo desees y donde quieras que estés.

http://ideasprofesionales.blogspot.com/2007/10/la-soledad-no-es-estar-solo-es-sentirte.html

Anuncios