El Plan Nacional sobre Drogas ha anunciado que hará un estudio para catalogar e investigar las nuevas adicciones ‘sin sustancias’. Hasta ahora solo se conoce bien la ludopatía, pero a estas pueden sumarse, según este organismo, Internet, el uso del móvil, las compras compulsivas o la adicción al sexo online. En Badajoz ya existen casos en tratamiento por abuso de las nuevas tecnologías y afectan especialmente a los menores.

En la Asociación para la Atención y Tratamiento de Dependencias y Adicciones de Badajoz (Atabal) son conscientes de este fenómeno. Fátima Román, psicóloga de esta agrupación, advierte que cada vez se encuentran más adicciones ‘sin sustancias’. Por ejemplo Internet, las redes sociales o los juegos online, muy peligrosos según los colectivos que tratan con jóvenes. «En ocasiones se trata de mal uso, pero también hay casos de adicción», añade Román.

Esta psicóloga explica que, en su mayoría, se trata de menores de 16 o 17 años que pasan horas en los chats o jugando. «Dejan a parte sus estudios y tienen problemas de conducta en casa».

La mayor parte de estos casos están relacionados con el aumento del uso de los chats y también con el acceso a entretenimientos online. Internet ha facilitado al extremo el llamado juego patológico. «Solo hace falta una conexión a la Red y dinero, pero ni siquiera físico, para apostar las 24 horas del día en cualquier lugar. Los menores entran incluso desde sus móviles», advierte la terapeuta de Atabal.

En Cruz Roja Juventud existe un área dedicada a la Educación en la Salud y sus miembros también están alerta por este fenómeno. Mamen Gonzaga, técnico de este servicio, indica que han detectado estos problemas por los educadores sociales de los centros escolares. «Que nos demandan talleres y charlas de sensibilización por el abuso de las nuevas tecnologías».

«Nos hemos tenido que adaptar a la situación por esta demanda e ir a los centros para hablar con los jóvenes», añade Gonzaga. Una vez en estas charlas, esta técnico indica que los datos que manejan son escalofriantes «y lo que te cuentan los educadores». Así mismo recuerda que este fenómeno no solo se extiende entre los menores. «No es una patología que solo afecte a los jóvenes».

Otro colectivo que se ha encontrado con esta novedad es la Asociación Pacense de Alcohólicos Liberados (APAL) que organiza terapias de grupo e individuales para dejar el abuso de esta sustancia y que en los últimos años ha incrementado el número de asociados con problemas de juego.

Este problema está unido a un fenómeno conocido como ‘policonsumo’ que está de actualidad en estos momentos. Esto se debe a las estadísticas de la última ‘Encuesta sobre alcohol y drogas en España’ que revelan que suben los casos de personas adictas a distintas conductas y sustancias combinadas.

«No nos llega nadie con menos de 40 años que no sea policonsumidor», confirma Wenceslao Apostúa, presidente de APAL. Las sustancias más consumidas, según la encuesta del Plan Nacional sobre Drogas, son el alcohol, el tabaco y los hipnosedantes. Le siguen el cannabis, cuyo consumo aumenta en los últimos años, y la cocaína.

El tratamiento en los casos de policonsumo, indica Apostúa, puede ser el mismo que para deshabituarse del alcohol, pero siempre que el afectado esté dispuesto a dejar todas las sustancias. «Los tenemos que concienciar de lo que llamamos la rampa. Cuando la rampa del alcohol y la cocaína van igual, el tratamiento vale, pero si la rampa es distinta puede servir para dejar una y engancharse a la otra».

En ciertos casos desde APAL cuentan con el apoyo de otras asociaciones o incluso derivan al usuario a una comunidad terapéutica si es necesario. En general, sin embargo, la terapia del alcohol puede servir para dejar los consumos que lo acompañan.

Acceso fácil a las drogas

La técnico de Cruz Roja Mamen Gonzaga indica que el aumento del consumo de cannabis está directamente relacionado con el fácil acceso a esta droga. Lo mismo ocurre, añade, con el alcohol, que no supone ningún problema para los menores de edad.

En este punto coincide Fátima Román, de la Asociación para la Atención y Tratamiento de Dependencias y Adicciones de Badajoz. «Cualquier joven accede al alcohol y al cannabis fácilmente. En cualquier sitio les están ofreciendo, además, otras sustancias».

Román va más allá y cree que el policonsumo es fruto de este acceso de los jóvenes que, también a través de las nuevas tecnologías, conocen nuevas sustancias. «Les llega información de sustancias por todas partes y ellos no tienen filtro».

http://www.hoy.es/badajoz/201503/29/aumenta-numero-personas-tratamiento-20150329193053.html

Anuncios