En muchas ocasiones las suegras son motivos de chistes crueles y además tienen fama de posesivas con sus hijos, pero lo mejor es llevarse bien y evitar cualquier tipo de competencia con ellas. La mujer debe entender que para él las dos son importantes, por lo que intentar superarla es un error.

Debes ser siempre tú, jamás demuestres algo que no eres, simplemente sé natural. No cometas el error de criticarle delante de tu pareja, recuerda que es su madre y que de una u otra forma le afectaría, causando en el hogar un ambiente tenso.

Si a tu suegra le gusta dar consejos, en lugar de responder mal, escúchala amablemente aunque no lo vayas a poner en práctica. De esta manera, demostrarás educación y madurez. En caso de que la relación entre tu suegra y tu sea buena, hagan planes juntas como ir de compras o salir al cine, eso sí, evita hablar de temas de tu vida íntima con tu pareja.

Además, evita hablar con tu suegra de temas como la política, la religión o las preferencias sexuales, así cultivarás la empatía. Recuerda trata a tu suegra cómo quisieras que te traten.

Si después de estos intentos la relación entre tu suegra y tú no funciona, no la vuelvas forzada. Lo mejor es siempre ser educada y respetuosa.

Cómo mejorar la relación entre nueras y suegras

Anuncios