La audición es una parte importante en nuestra comunicación diaria; nos permite disfrutar de placeres de la vida, como escuchar música, la naturaleza, conversar, el cine, el ritmo de un baile. Aunque también es uno de los sentidos que nos alerta de posibles peligros.

 

Al alcanzar mayor concentración y atención a los sonidos que te rodean a través de la estimulación auditiva y de las percepciones sensoriales asociadas, puedes ayudar a la actividad cerebral, evitando así un envejecimiento temprano por falta de ejercicio”.

¡Disfruta de un cerebro activo!

El oído es un transmisor, su principal función es conducir el sonido desde el exterior hasta las partes más altas del cerebro para que éste pueda interpretar lo que está escuchando; cuando el sonido llega al cerebro es cuando en realidad escuchamos, en otras palabras, escuchamos con el cerebro.

El cerebro es el encargado de analizar, localizar y memorizar los sonidos que percibimos, y de esta manera podemos detectar, identificar y ubicar las fuentes sonoras.

También puedes ver: Escuchar música por mucho tiempo genera depresión

Cuando escuchamos sonidos, el oído capta la señal conduciéndole y transformándola de ondas sonoras a señales eléctricas que el cerebro puede reconocer y comprender.

De la misma manera, cuando se presenta un problema de audición, el cerebro tiene problemas para interpretar la información; es en ése momento en que pueden haber confusiones con la información que se recibe y a la persona con pérdida auditiva se le dificulta entender lo que le dicen.

La disminución en la información auditiva que llega al cerebro hace que a éste “se le olvide cómo escuchar”, y que se dificulte la comprensión de las palabras cuando tratamos de comunicarnos verbalmente.

Se pueden presentar situaciones en las que la persona con pérdida auditiva responde cosas que no se le están preguntando, y con frecuencia pregunta qué, cómo, etc.”, debido a esto, es común que las personas se aíslen y se frustren. Esta situación afecta tanto a la persona con pérdida auditiva como a quienes le rodean.

La estimulación auditiva es importante no sólo para conservar la audición, sino también para detener el deterioro degenerativo del cerebro por falta de estimulación.

http://bienestar.salud180.com/salud-dia-dia/escuchar-bien-puede-mantener-tu-cerebro-activo

Anuncios