El plan de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, para luchar contra la contaminación en la capital francesa ha dado este viernes un nuevo paso al entrar en vigor la prohibición de circular aplicable a los coches matriculados con anterioridad al 1 de enero de 1997 -tanto diésel como gasolina- y a las motos de antes de junio de 1999.

De lunes a viernes, entre las 8 y las 20 horas, los vehículos con más de 20 años no podrán rodar en el centro de París, aunque podrán hacerlo en el periférico, la vía de circunvalación que rodea la capital.

El Gobierno regional calcula que la medida afectará a unos 430.000 vehículos en toda la región parisina pero el ayuntamiento cree que, en realidad, solo 4.400 coches circulan a diario por París y, por tanto, que los damnificados serán poco más de un 1%, lo que lleva a muchos a considerar la restricción algo puramente simbólico.

El Gobierno regional calcula que la medida afectará a unos 430.000 coches, pero el ayuntamiento cree que solo un 1% de estos circulan por la capital a diario

Para identificar adecuadamente a los coches, el Ministerio de Ecología ha puesto en marcha un sistema de viñetas de colores que se adjudicarán en función del año de matrícula y costarán 4,50 euros. Habrá seis colores. El verde estará reservado a los coches que no emitan nada a la atmósfera. Las pegatinas son facultativas hasta enero del 2017, momento en el que será obligatorio llevarlas visibles.

El plan antipolución contempla medidas para incentivar el transporte público, con ayudas de hasta 400 euros para el abono de transportes en el caso de los que tengan un coche viejo, o para comprar una bicicleta eléctrica. París ya restringe desde el 2015 el acceso de autocares y camiones con más de 15 años de antigüedad.

En julio del 2017 se pasará a la tercera etapa de la batalla contra la contaminación prohibiendo la circulación a los coches con motores diésel de más de 15 años y a los autocares de más de 10. El objetivo que se ha fijado Hidalgo es erradicar totalmente el diésel en París en el 2020.

La contaminación de la atmósfera es responsable de 48.000 muertes al año en Francia y la tercera causa de mortalidad tras el tabaco (78.000 decesos) y el alcohol (49.000), según la Agencia de Salud Pública francesa.

ADIÓS AL PLÁSTICO

Por otro lado, también este viernes ha entrado en vigor la normativa que impide a los establecimientos comerciales ofrecer bolsas de plástico no biodegradable en el momento de pagar en caja. Hasta enero del 2017 estarán permitidas en las secciones de frutas y verduras, carnicería, pescadería o charcutería pero a partir de esa fecha, sólo se podrá usar papel o plástico reciclable.

La contaminación de la atmósfera es responsable de 48.000 muertes al año en Francia

El Ministerio francés de Ecología pretende reducir tanto el impacto medioambiental ligado a la producción y distribución de bolsas como la contaminación que provocan. Se calcula que cada año 30 millones de toneladas de plástico acaban en los océanos (el 75% del total de residuos), causando estragos en la fauna marina. Más de 260 especies se ven afectadas por este tipo de polución.

Francia ya votó una ley similar en el 2006 y las bolsas de plástico de usar y tirar hace tiempo que han desaparecido de las grandes superficies. Sin embargo, en el pequeño comercio todavía se usan.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/medio-ambiente/paris-prohibe-circular-coches-contaminantes-5242301

Anuncios