En América Latina y el Caribe 52 millones de personas pasan hambre y cerca de 9 millones de niños padecen desnutrición crónica, sufriendo daños irreparables en su desarrollo. A raíz de la actual problemática por el alza del precio de los alimentos se están desarrollando distintas líneas de trabajo para aumentar la disponibilidad y reducir su costo. Además de las propuestas “tradicionales”, hay una medida que puede mejorar de forma rápida y eficaz la disponibilidad total de comida: reducir el desperdicio. Hoy, millones de toneladas de alimentos en buen estado sedesperdician cada día en el planta. Datos de la FAO revelan que en México el descuido en el manejo de alimentos representa pérdidas de hasta 20% entre elproductor y el consumidor, principalmente en cereales y frutas, sin contar el desperdicio que se genera a nivel de hogares,restaurantes y comedores.
1.
Cerca de 40 mil personas podrían alimentarse diariamente si se reciclase ese alimento.En Brasil
, según datos disponibles pero -sin embargo- no comparables con los demás casos, cerca de un 64% de lo quese planta se pierde en toda la cadena productiva: 20% en la cosecha, 8% en el transporte y almacenamiento, 15% enel procesamiento, 20% en el proceso culinario y hábitos alimentarios. Se señala que alrededor de 70 mil toneladas dealimentos van a la basura anualmente
2.
Las cifras son aún mayores en los países desarrollados. En Gran Bretaña
se difundió un estudio
3.
revelando que se desperdician cada año más de cuatro millones de toneladas de alimentos. Lo que más se desperdicia son las verduras,frutas, papas y el pan. Además, la mayor parte de esa comida se va a tiraderos convencionales, en lugar de ser aprovechadapara fertilizante o ingresar en circuitos de bancos de alimentos, comedores populares o producción de Bioenergía. El gobierno ha lanzado una campaña de sensiblización para reducir este despilfarro.
Estados Unidos es el país del mundo que más desperdicia alimentos. De acuerdo con un estudio de la Universidadde Arizona, entre el 45 y el 50% de todos los alimentos cosechados se pierden anualmente antes de ser consumidos
4.
El estudio también señala que esta comida podría servir para cubrir todas las necesidades de los desnutridos de esepaís, en el cual 4.6 millones de hogares padecen de grave inseguridad alimentaria
5.
Lo cual implica literalmente pasar hambre. Datos oficiales de EE.UU. señalan que cada año 45 millones de toneladas de alimentos se pierden en alguna parte de la cadena de consumo.
La responsabilidad de cada uno
Este enorme desperdicio indica que se compra mucho más de lo que realmente se consume, subrayando el exceso dedemanda o “demanda ficticia” en las necesidades energéticas de la población. Una gran cantidad del desperdicio decomida es resultado de la falta de conciencia de los consumidores: en el proceso de preparación de los alimentos caserosse dejan de lado muchos comestibles en perfecto estado. Estudios señalan que un 14% de los productos comprados enEE.UU. terminan en la basura sin haber sido abiertos, y lo mismo pasa con el 20% de la comida en Brasil.Por otro lado, la pérdida de los conocimientos tradicionales de cocina fomenta el uso poco cuidadoso de los alimentos.Se ha desmotivado el reciclaje de la comida, en parte debido a un exceso de “cultura de consumo rápido”: no sabemosadquirir alimentos de forma responsable y planificada. Sectores sociales han respondido al escandaloso desperdicio quese genera. Un caso notable es el de los autodenominados “freegans”. Son personas que, por elección, se alimentan hastaen un 80% de comida recuperada de basureros de restaurantes o tiendas, en particular panaderías
6.
Estos “comedores de basura” buscan crear conciencia sobre el desperdicio y boicotear a la sociedad de consumo.
Lee más aquí: http://bit.ly/2dvufvN
Anuncios