El informe “Perdidas y desperdicios de alimentos en America Latina y El Caribe” de la FAO, correspondiente al mes de Julio de 2014, señala además de Ecuador, a Antigua y Barbuda, Bahamas, Jamaica, Saint Kitts y Nevis, Trinidad y Tobago, Belice, Bolivia, Colombia, El Salvador, Surinam y Uruguay, como los países que que desperdician los alimentos a nivel de venta al detalle.Si eso no courriera, dice el documento, bastarían para que cada uno alimente a suficientes personas como para alcanzar la primera meta del Objetivo de Desarrollo del Milenio que es reducir a la mitad el porcentaje de personas subalimentadas.

Según el informe en Ecuador todavía hay población subalimentada y por lo tanto no ha cumplido el objetivo del milenio de erradicar el hambre hasta el año 2015.

También señala dicho informe que San Vicente y las Granadinas, Brasil, Guyana, Honduras y Panamá, sin embargo de que ya han alcanzado la meta del ODM1 desperdician más alimentos a nivel de venta al detal que bien podrían alimentar a todas las personas que aún sufren hambre en cada uno de esos países.

De otro lado el informe FAO revela que actualmente 47 millones de personas sufren hambre en la Región, esto es un 7,9% de su población. Para lograr la primera meta del Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad la proporción de personas que sufre hambre, entre los años 1990 y 2015, alrededor de 3 millones de personas deben superar la subalimentación antes del año 2015.

Según las estimaciones de FAO entre los años 2011-2013, sólo a nivel de venta al detalle, sea en supermercados, ferias libres, almacenes y demás puestos de venta, los países de la Región pierden entre el 2,9% y el 4,3% de su disponibilidad calórica. Con las calorías que se pierden a ese nivel se podría disponer de alimentos para satisfacer las necesidades alimenticias de más de 30 millones de personas, cumpliendo sus requerimientos calóricos mínimos diarios.

Es importante señalar que la Región cuenta con alimentos suficientes para que todos sus habitantes tengan una adecuada alimentación, pero el problema del hambre es fundamentalmente debido a que los sectores más vulnerables no cuentan con los medios económicos para acceder a ellos y aún hay millones de niños, niñas, hombres y mujeres que viven día a día con hambre, dice la FAO.

“Los alimentos que se desperdician en la venta al detalle en Bahamas, Jamaica, Trinidad yTobago, Belice, Colombia y Uruguay, son equivalentes a los que se necesitarían para alimentar a todas las personas que sufren hambre en cada uno de dichos países” subraya.

 

Finalmente asegura que aunque los alimentos abunden en la Región, sus pérdidas y desperdicios impactan en la sostenibilidad de los sistemas alimentarios y por ende repercuten en la seguridad alimentaria y nutricional de tres maneras:

– Reducen la disponibilidad local y mundial de alimentos, afectando la salud y nutrición de la población.

– Ocasionan efectos negativos en el acceso de alimentos; producto de pérdidas económicas y de ingresos para productores y vendedores así como para los consumidores, debido a la contracción de mercado y al alza de precios que generan las pérdidas y desperdicios, e.

– impactan de manera negativa al medio ambiente debido a la utilización insostenible de los recursos

En síntesis el 6% de las pérdidas mundiales de alimentos se dan en América Latina. Cada año, la Región pierde o desperdicia por lo menos el 15% de sus alimentos disponibles.

http://radioequinoccio.com/inicio/item/4863-ecuador-entre-pa%C3%ADses-que-mas-desperdicia-alimentos.html

Anuncios