Acogedor y familiar. En quechua cada palabra tiene un trasfondo espiritual y un significado que nos muestra otra óptica de la vida.  Su valor principal es complementar la información desde otra cosmovisión,  como lo hacían nuestros antepasados.

El agua, por ejemplo, en quechua no es solo un elemento químico, sino un componente vital con un valor invaluable. Por ejemplo, si es que se les pide a un quechua-hablante y a un español que describan dos objetos que están contiguos, sus visiones serán completamente diferentes.

José María Arguedas en su libro Todas las sangres señala que las montañas, las lagunas y las plantas tienen una conexión con cada ser humano. Igual vemos, distinto entendemos. Y es que en la medida que el ámbito indígena se difunde, colorea otras realidades a otros grupos. La diversidad de sangres, cultura e intereses, adquiere un frescor y sabiduría absorta de quien empieza reconocer su fortaleza.  Esto es algo que nuestros ancestros lo sabían perfectamente.

El antropólogo estadounidense Bruce Mannheim en el marco del primer “Encuentro Internacional de Arqueología y Etnohistoria en los Andes y Tierras Bajas: Dilemas y miradas complementarias” reveló las propiedades de nuestro idioma ancestral.

Este explicó a su vez que el frívolo “hola” como saludo en español no existe en el Quechua, sino el “Allillanchu” (¿estás bien?) que denota interés por el estado del otro, lo cual refleja la naturaleza afectiva del quechua y del hombre andino.

El “adiós o chau” parece no existir en este idioma incaico, sino un “tinkunanchiskama” (hasta que nos volvamos a ver), que refleja el deseo de volver a encontrarse en un futuro con la otra persona.

Esto retoma cierto sentido cuando figuramos que el quechua es una lengua basada en la milenaria filosofía andina del ayni (ayuda mutua, cooperación). Por eso para entender esa filosofía y entender a la cultura andina hay que aprender quechua, que es sin duda una lengua única y muy dulce.

El dato

Bruce Mannheim es uno de los pocos estadounidenses que domina a la perfección el quechua, además habla español, inglés y francés.

http://larepublica.pe/turismo/cultural/833466-el-quechua-el-idioma-solidario

Anuncios