Por D.C. / lainformacion.com

Su ayuda resulta vital en la mayoría de las familias. Y en Suecia por fin ha llegado un merecido reconocimiento hacia los abuelos que se quedan al cuidado de sus nietos. El Gobierno sueco comenzará a aplicar un programa piloto que consiste en pagar a las abuelas que cuidan a sus nietos de lunes a viernes con el objetivo de mejorar el nivel de empleo de las mujeres.

El programa piloto será implementado en una primera fase en las ciudades de Estocolmo y Dalarna. De este modo, en una primera fase, mil familias ser verán incluidas en la iniciativa. Las abuelas que perciben pensiones de entre 5.600 y 6.600 coronas suecas (600-700 euros) de manera mensual, podrán obtener un ingreso extra de 100 euros por estar al cuidado de los nietos, de lunes a viernes, mientras sus hijos, nueras y yernos trabajan a tiempo completo.

Posteriormente, después de seis meses de transcurrida la primera etapa del plan, podrían incorporarse más familias a la iniciativa.

 El programa cumple con el doble objetivo de ‘premiar’ a las abuelas por su inestimable labor, y también de fomentar que más mujeres en edad activa de trabajo se incorporen al mercado laboral, mediante lo cual el estado sueco podrá ingresar más dinero en concepto de tributos fiscales.

En España, uno de cuatro abuelos cuida a sus nietos

En España, la implicación de los abuelos en la vida de las familias y la “solidaridad intergeneracional” son, cada vez más, uno de los factores clave a la hora de asegurar el sostenimiento de las familias en media de la complicada coyuntura económica por la que pasan muchos hogares y para “evitar un estallido social”, según señalan varias organizaciones, entre las que se encuentran Mensajeros de la Paz o el observatorio The Family Watch.

Uno de cuatro abuelos cuida de sus nietos en nuestro país y les dedican una media de siete horas diarias, según datos de la Encuesta de Salud, Envejecimiento y Jubilación de Europa (SHARE).

No obstante, esa tendencia puede generar efectos colaterales. Un exceso de tiempo en el cuidado de los nietos por parte de los abuelos puede generar la paradoja de la doble dependencia, que tiene lugar cuando la persona mayor padece una dolencia o unas limitaciones que requieren cuidados precisos que no se pueden llevar a cabo porque tienen que cuidar de los nietos.

Con la crisis económica registrada en nuestro país en los últimos años, la conciliación entre la vida laboral y familiar es más complicada, por lo que los padres requieren cada vez más que los abuelos cuiden de los niños, una costumbre que se ha extendido gracias al aumento de la esperanza de vida, que alcanza los 83 años de media. En el caso de las mujeres, la esperanza de vida se sitúa en los 85,7 años, bastante superior a la de los hombres, con 80,2 años.

Para evitar que esto sea un auténtico problema, desde la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) recomiendan que los mayores eviten sobrecargarse, realizando únicamente las tareas de las que se vean capaces, y reserven un espacio propio para sus cuidados y ocio. Además, es importante establecer unos límites, tanto a los padres como a los hijos, para que el tiempo que los abuelos pasen con los nietos sea lo más gratificante posible.

Se evita así el fenómeno que del denominado ‘síndrome de la abuela esclava’ y que se da (más entre las abuelas que entre los abuelos) en aquellos casos en que la abuela se hace cargo de cada vez más tareas: llevar y recoger a los niños del colegio, hacer la comida, etc.

Fuente: http://www.lainformacion.com/mundo/Suecia-sueldo-abuelas-nietos-laborables_0_996201614.html

Anuncios